batiendo récords

                                    BATIENDO RECORDS

En poco tiempo ocurren muchas cosas, todas importantes y con tintes negativos. Parecemos empeñados en lograr marcas históricas impensables hasta ahora.

En cabeza se sitúa la pandemia del coronavirus con su estela de muerte y sus oleadas provocadas por nuestra desidia. Como fenómeno asociado padecemos la lentitud en la administración de las vacunas.

En USA el funesto Trump se despide incitando a los suyos para el asalto del Capitolio y vemos huestes de descerebrados que sintieron de todo menos vergüenza protagonizando un hecho que golpea al núcleo del concepto de democracia.

Por aquí vemos que asesinos recientes son aclamados como héroes y deciden en la política nacional. Un partido de extrema derecha- que debía estar agazapada- sale a escena y se convierte en la tercera fuerza parlamentaria.

No nos van a faltar grandes referencias cuando queramos caracterizar estos tiempos raros que nos toca vivir.

Fernando Martínez Serrano    13-1-21

DISCURSOS DE AZAÑA

                                DISCURSOS DE AZAÑA

Su arma más poderosa fue su cerebro y el vehículo de expresión de su pensamiento: la palabra.

Construyó discursos memorables que pronunciaba en el Ateneo (que presidió), en asambleas de su partido Acción Republicana y, sobre todo, en el Congreso de los diputados. Surtían efectos inmediatos de aprobación y entusiasmo, desbloqueaba situaciones de lo más variopinto, desde las alianzas con otros partidos hasta la difícil aprobación de su política militar, pasando por irónicas respuestas a grupos de oposición.

Lo que no pudo frenar fueron los impulsos de una España torva, reaccionaria y vengativa que quería sangre y fuego.

Era un intelectual creativo y esteta, de trayectoria coherente e impecable. Desgraciadamente no triunfó, era imposible vencer a tantos enemigos, los de fuera y los de dentro. Murió en el exilio y allí, en Montauban, seguirán sus restos según contestó su sobrina-nieta a una pregunta mía.

Fernando Martínez Serrano     23-12-20

azaña 31-36

                                 AZAÑA 31-36

La lectura de los diarios de Azaña es un puro deleite. No es una biografía en la que puedes “retocar” lo que estás narrando, tienen la frescura y la fuerza de ser notas escritas cada día contando los acontecimientos tal y como los vivió.

Sorprende la agilidad y flexibilidad con las que se reunía el Gobierno, se debatía en el Congreso o se despachaba con el presidente de la República y contrasta con la rigidez, la excesiva reglamentación que existe hoy.

Azaña tenía que hacer encaje de bolillos con los diferentes partidos republicanos y el partido socialista, siempre en buena entente. Sus discursos contundentes y convincentes resolvían muchos problemas.

Eran gentes cabales y solventes estos republicanos que surgieron contra una dictadura y la estupidez culpable de un rey; pretendían construir un país justo, igualitario, desarrollado e instruido.

Pero sus poderosos enemigos no lo consintieron y acabaron con ellos a tiro limpio.

Fernando Martínez Serrano    23-11-20

discusos de azaña

                                 DIARIOS DE AZAÑA

Los de 1932-33 son una lectura gratificante y significativa. Más allá de la narración de importantes hechos contiene reflexiones sobre aquella España que demuestran su inteligencia, agudeza y templanza en tiempos convulsos y extremos.

Costó tiempo y trabajo liberar a Azaña de la burda caricatura que había elaborado el franquismo. Hoy nadie le niega la condición de ser uno de los hombres de Estado más relevantes de nuestra historia. Compararlo con lo que hoy nos gobierna sería un acto de crueldad que no resiste el mínimo análisis.

Nos habría ido mejor n la España que él imaginó y por la que tanto luchó, pero estaba prácticamente solo en un torbellino de enfrentamientos y luchas de clase irreversible. Tuvo que parar un golpe militar en agosto del 32 anticipo de lo que vendría en el 36, había una clase política muy dividida y el anarquismo “ayudando”, como siempre.

Fernando Martínez Serrano    11-9-20

LA HERENCIA

                                          LA HERENCIA

Es indudable que Trump ha sido el culpable del bochornoso espectáculo de la toma del Capitolio por una turba enloquecida. Su negativa a aceptar la derrota y su agresiva actitud han encendido una mecha de temible alcance. Deja como legado a 70 millones de norteamericanos primarios, pedestres y pendencieros; todo un peligro potencial.

Con Biden tranquilo en la presidencia y esforzándose por pacificar y “desfacer entuertos” habrá que ver si el energúmeno ex no se dedica a agitar las aguas y cubrir cuatro años más de burdo populismo nacionalista o encuentra a alguien que le tome el relevo en la carrera de la confrontación. El partido republicano tendría mucho que decir.

Estos desalmados son siempre indeseables, pero las masas a las que  movilizan no lo son menos y ya estaban ahí antes de que él los “animara”.

A ver si aprendemos por aquí. Que todo es contagioso.

Fernando Martínez Serrano     9-1-21

sistemas

                                            SISTEMAS

A diferentes niveles, pero siempre entendidos como: “Disposición de elementos interrelacionados para formar un todo”. Nos toca desear que tres sistemas funcionen a la perfección.

El más íntimo es nuestro sistema inmunitario; ojalá acoja en su seno a la vacuna con acierto y prontitud para librarnos del coronavirus.

El segundo es el sistema político-administrativo, el Estado; en él debería lograrse un mayor equilibrio a base de racionalidad y buen gobierno, pero es precisamente de lo que carecemos por la acción de personajes impresentables.

Y por último el gran sistema que nos envuelve, el medio ambiente, el ecosistema, mucho menos respetado de lo que merece y en cuyo deterioro se encuentran las causas de esta pandemia que nos aflige y de las que están por venir.

Permanezcamos atentos a los sistemas y cuidémoslos. Nos lo jugamos todo con ellos.

Fernando Martínez Serrano    1-1-20

LOCURA SIN FIN

                                  LOCURA SIN FIN

Incluso viniendo de Trump parecía increíble, pero él siempre desborda nuestra capacidad de asombro. La última prueba ha sido el asalto del Capitolio por parte de sus secuaces tratando de impedir la proclamación oficial del nuevo presidente.

Digno remate de una legislatura llena de provocaciones y extravagancias que no ha colmado su vanidad ni corregido su pueril irresponsabilidad.

A partir del día 20 debería caerle encima la maquinaria fiscal y judicial para hacerle pagar los muchos delitos que tiene pendientes, una especie de respuesta del Sistema a todas sus tropelías.

De vez en cuando la Historia nos regala uno de estos siniestros personajes que suelen alcanzar una imagen trágica, en algunos casos tragicómica. Será recordado por provocar la mayor escisión civil en la sociedad norteamericana. Debe ser lo que entendía por “hacer América grande otra vez”.

Sólo falta que nos deje olvidarlo.

Fernando Martínez Serrano  7-1-21

LA APUESTA

                               LA APUESTA

Salvador Illa fue incorporado al Gobierno con el fin de cuidar y engrasar desde Madrid las relaciones con el catalanismo. Un hombre tranquilo, de perfil medio, en un ministerio con pocas competencias que era el espacio ideal. Pero de repente le cayó encima una brutal pandemia y pasó a ser el más ocupado, alcanzando también una gran proyección pública.

En Cataluña Iceta era el candidato socialista, pero ya ha vivido bastantes fracasos y rechazos de otras fuerzas políticas.

La solución parecía fácil: hagamos una permuta. La candidatura de Illa va a ser un revulsivo, aunque habrá que ver su alcance y su sentido en el envenenado escenario catalán. Llega concediendo indultos y dineros, con Podemos como socio, pero nunca vencerá a ERC con fuerza suficiente; más bien será su apoyo parlamentario para intentar un tripartito explosivo.

Haría bien en salir ya del ministerio.

Fernando Martínez Serrano    4-1-20

OBLIGATORIEDAD

                               ¿OBLIGATORIEDAD?

Un tema delicado y controvertido porque afecta de pleno a la libertad individual y al bien público es el de la obligatoriedad o no de la vacuna.

Soy libre para decidir sobre temas que afectan a mi salud como el alcohol o el tabaco, pero cuando mi negativa puede afectar seriamente a la salud de otros la cuestión se complica, esa actitud no empieza y acaba en mí.

Podría ocurrir que las decisiones que no adopte el Estado las imponga el mercado; personas con un certificado de vacunación tendrían preferencia a la hora de procesos de selección o colaboración; un grupo puede negarse a aceptar en su seno a un “insumiso”. Una postura extrema sería obligar a los negacionistas a pagar las facturas de su tratamiento si se infectan.

Hay precedentes históricos de vacunaciones obligatorias. ¿Aplicamos bien el valor de la libertad si rechazamos la vacuna anticovid?

Fernando Martínez Serrano  2-1-20

2021 ESPAÑOL

                                   2021 ESPAÑOL

Nos beneficiaremos de cosas que no hemos realizado nosotros, que nos vienen de fuera: vacunas con sus efectos positivos sanitarios y económicos y dinero fresco de la UE que tantos problemas solucionará.

Pero como producción autóctona no parece que nos esperen grandes logros sino todo lo contrario. Seguir padeciendo a Podemos, VOX y nacionalismos varios porque un líder socialista se niega a llegar a grandes acuerdos con otros partidos constitucionalistas, prefiere seguir en manos indeseables.

Contemplar como se sigue apagando (por deméritos propios) la figura de quien fue un gran rey al que algunos embisten con saña.

Ver una sociedad acrítica resignada ante este extraño panorama, adormecida, ignorando que tendría en su mano la solución respaldando sólo a políticos serios, exigiendo incluso a los partidos que seleccionen mejor a sus candidatos.

Seguro que en doce meses también viviremos algo agradable y positivo.

Fernando Martínez Serrano      26-12-20

El Blog pretende ser un espacio abierto a la reflexión interactiva, propiciar un intercambio de puntos de vista, de valoraciones. La temática es abierta, pluridisciplinar y combina microartículos (en torno a 100 palabras) con otros más extensos.