DESUBICADOS

 

Militar en un partido no supone comulgar con el 100% de sus postulados y menos aún con todos sus dirigentes, aunque una vez afiliado se debe lograr cierta acomodación.

Pero lo cierto es que algunos desencajan ostensiblemente, no se entiende qué hacen ocupando determinado espacio político ni por qué los partidos los mantienen en sus filas.

El fenómeno cobra más relieve en la izquierda cuando está por medio el nacionalismo, que debería ser incompatible con esa ideología. En el PSOE se vive en Cataluña con los Maragall que han acabado en ERC y ahora con Iceta y Batet que tienen su alma dividida. El colmo lo encarna en el País Vasco Eguiguren, siempre comprometido con el independentismo hasta acabar  ensalzando al etarra Josu Ternera, destacado asesino entre asesinos. ¿No debería darse de baja o ser expulsado?

 

 

EL DÉBITO

 

“Débito conyugal”, expresión de honda raigambre patriarcal que no se refería a deudas monetarias entre cónyuges sino a la obligación que tenía la mujer de satisfacer sexualmente al macho dominante, también llamado cabeza de familia.

Algún desfasado mental seguía creyendo en ese precepto al pie de la letra y cuando su mujer no quiso pagar la deuda la agredió físicamente y la violó. Fue denunciado y condenado, recurrió la sentencia y ha tenido que venir el Supremo a zanjar el asunto estableciendo lo que parece obvio: el matrimonio no anula la libertad de la mujer, no la convierte en una especie de esclava sexual.

Así se acaba con la subordinación y se fortalece el feminismo, sin simplezas lingüísticas formales, con definiciones jurídicas de fondo.

El frustrado marido va a tener casi diez años de cárcel para entender lo equivocado que estaba.

 

 

CABALGANDO

 

El secretario general de Podemos no sabe como justificar su imperiosa necesidad de acceder al poder, de pisar moqueta. Para ir creando clima dice a su gente (muchos de los cuales están en contra) que tienen que imitar a la derecha y unirse para combatir a sus enemigos tradicionales: Banca, Ibex y CEOE (¡!).

Pretencioso y petulante como es ha usado una expresión rebuscada: “Tendremos que acostumbrarnos a cabalgar contradicciones”, con evocaciones marxistas, que en este caso sobran porque sus contradicciones son más pedestres que las referidas por Don Carlos. La suyas van desde ser anticasta y antisistema a integrarse plenamente, desde el piso modesto al chalet de lujo, desde el odio a la policía a vivir protegido por ella, etc.

Son ya tantas desde su aparición hace cinco años que lo pueden derribar del caballo.

 

 

LA DECIMOTERCERA

 

Cuarenta y dos años, doce legislaturas, con un Parlamento democrático y siendo honestos hay que reconocer que el panorama empeora. Estamos lejos de tener un Congreso digno, como corresponde a la sede de la soberanía nacional.

Si no nos respetamos a nosotros mismos ni nos tomamos en serio ¿quién lo hará?

Esta legislatura se inicia de la peor forma: excesiva fragmentación partidista, presencia de individuos que confunden el hemiciclo con la pista de un circo y, sobre todo, el tóxico y lacerante tema catalán provocando cada día más para lograr sus objetivos que ahora cobrará fuerza porque se siente más amparado y se sabe más necesario.

Unos y otros seguirán tomándonos el pelo mientras que nosotros normalizamos la anomalía y toleramos lo intolerable.

El 13 no será un buen número, pero por mala suerte sino por incompetencia y debilidad.

 

 

IR DE CHULO

 

Ir por la vida mostrando un comportamiento agresivo y amenazante con el que se pretende amedrentar a los demás es algo reprobable y negativo.

Si quien actúa así preside el país más poderoso del mundo, el tema pasa a ser preocupante y peligroso porque sus baladronadas pueden tener consecuencias nefastas que ni él, en su simpleza, sabe evaluar.

Desgraciadamente hay muchos casos en los que Trump procede de ese modo y altera el equilibrio internacional.

Castiga a China para ajustar la balanza comercial y frenar su desarrollo tecnológico; juega al ratón y el gato con el dictador norcoreano; desprecia a Europa y propicia su debilitamiento; insulta y hostiga a todo lo latino; intimida a Irán con presencia militar y lo radicaliza en su política nuclear (cuando los demás países creían en su buena voluntad).

Para mayor desconsuelo amenaza con la reelección el próximo año.

 

 

POBRE EUROPA

 

Es la cuna de lo mejor que el ser humano ha destilado a lo largo de su historia: la filosofía, la ciencia, el arte en sus diversas manifestaciones, la política, la democracia, la conquista de los derechos humanos, etc.

Pero nunca ha logrado la unidad y cohesión suficientes para aparecer como un bloque ante potencias consolidadas y eso hoy, en un mundo inevitablemente globalizado, resulta más necesario que nunca.

Obligados a demandar trabajadores, no regulamos la inmigración (en una sociedad todo se somete a reglas) y somos demasiado timoratos y condescendientes con la presencia islámica, tan radicalmente opuesta a nuestro valores y principios.

Por esos flancos entran los nacionalismos reaccionarios a golpearla y debilitarla, como siempre han hecho.

El día 26 verá, impotente, cómo crecen sus enemigos seculares.

Miedo y pena da imaginar una Europa en manos de estos iluminados fervientes.

 

POS RUBALCABA

 

Su muerte ha permitido ver el respeto y dolor de muchos junto con la impostura oportunista de alguno. Su ausencia pone de relieve que se dejó de pensar hace tiempo; todos viven en el corto plazo, pendientes de elecciones y preocupados por ganar o perder votos, creando un clima que no es el adecuado para resolver los problemas serios de España.

También se está perdiendo ese rasgo tan hermoso que es la bonhomía, la calidad humana que tan fácilmente se reconoce en quienes la poseen. Es más común encontrar gente anodina, de escasa valía, cuando no directamente malas personas.

Sin duda todo ello contribuye a la desafección ciudadana con respecto a la política, no existen líderes o dirigentes con los que identificarse.

Algunos que lo conocimos poco, identificados con él, lo echaremos mucho de menos.

 

 

50%

 

Hay que ser mala persona y cobarde en esa proporción, mitad y mitad, para acosar en la calle a una mujer embarazada de nueve meses, a dos días del parto.

Lo que han hecho con Begoña Villacís los miembros de una plataforma antidesahucios no tiene nombre. Insultos y empujones sin justificación alguna. Mientras no haya tribunales que castiguen severamente este tipo de actos, no seremos un país serio.

Es una expresión insoportable de odio y venganza que alguien organizó. Lo grave es que esta gentuza sabe que de ese modo consigue votos del cabreo o la frustración y llegan a colocar alcaldes en algún ayuntamiento (véase Ada Colau).

Para mí hay algo que resulta peor aún y es el apoyo que el PSOE presta a los representantes de estos ciudadanos tan nobles y valientes. ¿Vale todo con tal de poner chinchetas rojas en el mapa?

 

 

VOX MUNICIPAL

 

El 26 de Mayo se celebra un triple proceso electoral y seguramente muchos españoles van a diferenciar su voto aunque la mayoría sigue eligiendo al mismo partido para los tres casos.

Difícilmente el fenómeno VOX mantendrá su pujanza. Una vez que ha estallado con fuerza en el interior del PP, que se ha explayado, irá perdiendo brío y volviendo al regazo materno.

Además, no tiene implantación nacional ni buena infraestructura, carece de programas completos y viables para Ayuntamientos y Comunidades. Es poco probable que gobierne en algún nivel de la administración, tendrán que resignarse a ser apoyo de otros y frente al PP siempre entonará aquello de “ni contigo ni sin ti tienen mis males remedio”.

Si esto se cumple, donde más pueden alcanzar un porcentaje  parecido al del 28A será en las europeas; aún así, yo creo que será menor.

 

 

TODOS LOS CAMINOS…

 

Conducían a Roma. Ahora todos conducen a la fatal conjunción PSOE-Podemos para gobernar.

Se puede gobernar con una minoría de 123 diputados pero te sometes a una “geometría variable” intensa y continua. Si el PSOE suma los 42 diputados de Podemos se queda a 11 de la mayoría absoluta, cifra fácil de lograr: de los mercenarios se ocupa el tesorero y el nacionalismo siempre tiene demandas y queda en actitud de recibir.

Esa mezcla no es buena para la economía ni para el país, pero hay que moverse con lo que salió de las urnas. Además, yo creo que Sánchez e Iglesias se entienden bien y son felices con lo que han conseguido, más allá de atender al bien común, al interés general.

Nos iría mejor con la coalición PSOE-Cs pero esa ya parece la vía del “No Ser”, que diría Parménides.