MÁS PRIMARIAS

 

Un partido elegía a su líder mediante un sistema de elección de delegados territoriales (locales, autonómicos y nacionales), que permitía seleccionar a los elegidos. Desde luego era plenamente democrático. Luego se quiso imitar otros modelos y se pasó a las llamadas primarias.

Esto de la elección directa por los militantes parece que comporta una cierta degradación del partido.

Ocurrió en el PSOE, ya que, por bien que le vaya a Sánchez, el partido se ve abocado a comportamientos inverosímiles y contra natura.

Y siguió el PP, donde se vivió un feroz enfrentamiento del que salió elegido (contra pronóstico) Casado frente a la vicepresidenta Soraya Sáenz. Inició su particular depuración que culmina con la defenestración del candidato vasco Alonso, un estorbo para sus planes de reconstrucción del centro derecha con Cs ante la incómoda presencia de VOX.

Siempre quedará la duda de si hubiese sido mejor la solución Soraya.

 

 

LOS CLIMAS

 

Confusos y revueltos andan todos los climas. El atmosférico empeora a pasos agigantados entre DANAS recurrentes y borrascas con nombre propio que causan estragos. La temperatura del planeta se incrementa y se da tan por hecho que ya se habla de emergencia climática, aunque unos cuantos inconscientes, con Trump a la cabeza, lo siguen negando.

En cuanto al clima político, no corren buenos tiempos. Ineficacia, tensión y confusión superan al buen hacer, al cuidado del interés general y la búsqueda del bien común. El festejado pluripartidismo no sirve para resolver problemas sino todo lo contrario, sólo trae griterío y gobiernos inestables. A esta altura son pocos los que niegan las ventajas del denostado bipartidismo.

En suma, alteraciones notables en ambos campos que no invitan al optimismo. Y no parece que estemos dispuestos a cambiarlos.

 

 

IR A MENOS

 

La estadística económica de 2019 dibuja un panorama pesimista para el futuro inmediato. La actividad y el crecimiento se ralentizan; la demanda interna-inversión y consumo-se debilita y como consecuencia nefasta aumenta el desempleo; crecen los gastos sin contrapartida en ingresos y no se logra reducir déficit y deuda a niveles aceptables. Hay una desaceleración general en nuestro entorno, pero aquí se intensifica más de lo previsto y nuestro paro es muy superior.

El nuevo y extraño gobierno responde con subidas de impuestos, del salario mínimo, de tasas a la Banca y grandes empresas, etc.

Parece que jugasen a ser magnitudes inversamente proporcionales: cuanto más baja una, más sube la otra.

Si eso ocurría en 2019 habrá que ver el efecto que las medidas del gobierno y su misma composición producen en mercados, inversores y empresarios.

Seguramente será negativo.

 

 

IGLESIAS DA LA TALLA

 

Quiere estar en todas las fotos pero todavía no selecciona bien. Su actuación con los agricultores está siendo genial.

Veta a las principales asociaciones del sector, ante la escandalosa reacción se ve obligado a rectificar, se reúne (junto con otra ministra de su microgobierno), divaga, y les dice que trasladará sus reivindicaciones al presidente, pero que sigan presionando en la calle con sus manifestaciones. Así se convierte en una especie de espectador no comprometido, como si no formase parte del gobierno y tuviese que buscar soluciones.

Sánchez decía que este individuo no es de fiar y le quitaba el sueño; tenía razón, pero se lo traga. Ambición obliga.

Estos podemitas en vez de “asaltar los cielos” asaltan la Administración colocándose ellos y sus innumerables asesores nombrados a dedo para hacer clientelismo.

Y quieren que los tomemos en serio.

 

 

EL SÍNDROME TRUMP

 

Tal y como se esperaba ha podido superar el proceso de destitución, sale absuelto y fortalecido. A pesar de que está claro que es culpable de los delitos de abuso de poder y obstrucción a la justicia (y de otros más que tendrían que servir para inhabilitarlo como presidente).

Pero los republicanos no estaban dispuestos a votar en contra, se sienten cómodos e incluso ven que los vientos les son favorables.

Trump va a ser reelegido y eso es fatal para la idea misma de democracia porque significa que un personaje fanfarrón y zafio, con mentalidad de promotor inmobiliario, seguirá al frente de la primera potencia mundial teniendo el apoyo de una mayoría.

Y también que una masa primaria, acrítica y acomodaticia es capaz de aupar y soportar a individuos como este.

En cualquier caso, síntomas preocupantes que apuntan a un diagnóstico muy negativo.

 

 

 

GALLEGO FARRUCO

 

Nuñez Feijóo adelanta el calendario y convoca elecciones para el 5 de Abril. Lo hace cuando Cs está defendiendo la bondad de unirse con el PP y presentar listas conjuntas en Galicia, País Vasco y Cataluña como único modo de ganar a la izquierda, evitando que se divida el voto del centro derecha.

Sabe que Podemos, PSOE y BNG juntos pueden amargarle la fiesta, pero confía en su propia fuerza y pretende mantener su independencia a toda costa para igualar las cuatro legislaturas de Fraga al frente de la Xunta. Se proclama libre frente a todo y a todos: “no voy a ser rehén de nadie, ni siquiera de mi partido”.

Quiere desmarcarse de su líder nacional, tal como hace García Page en el PSOE. Rehén no es porque no hay secuestro, pero estos amagos de disidencia o se hacen con todas sus consecuencias o se omiten.

 

 

ESPADAS EN ALTO

 

El debate acerca de si los padres deben conocer y autorizar la asistencia de sus hijos a ciertas actividades complementarias ha alcanzado en Murcia una intensidad especial porque ha sido la primera Comunidad en aplicar esa medida.

Gobierno Central (PSOE) y Comunidad Autónoma (PP) sostienen posturas contrarias y muy enfrentadas. La ministra amenaza con recurrir y la consejera espera firme el recurso y dice tener informes jurídicos favorables.

Pasada ya la fase en la que el tema ha sido objeto de debate partidista y social toca ahora que se pronuncien los tribunales de justicia, las salas de lo Contencioso-administrativo del TSJ de Murcia en primera instancia y tal vez del Supremo en último término.

No será fácil explorar a fondo el artículo 27 de la Constitución y buscar una solución justa que, naturalmente, tendrá que ser acatada por las partes.

 

 

AHORA LAS GOLONDRINAS

 

La Sociedad Española de Ornitología alerta sobre la extinción de las golondrinas cuya población ha disminuido un 50% en veinte años.

Antes fueron las laboriosas y fructíferas (nunca mejor dicho) abejas, debido al empleo de abonos inorgánicos y herbicidas peligrosos. Ahora toca el turno a las golondrinas, ese pájaro que siempre gozó de una imagen simpática y atractiva, constructor de prodigiosos nidos, referencia poética para marcar el ritmo de las estaciones y eficaz insecticida no contaminante. Entre las causas está el abandono del campo y, sobre todo, la contaminación del aire, de la tierra y del agua.

Extraña carrera la que hemos emprendido para exterminar especies claramente beneficiosas. Cuando reparemos en las consecuencias de este torpe comportamiento será tarde. Y mientras tanto nos movemos entre la negación y la indiferencia.

 

 

UNA PURA CONTRADICCIÓN

 

Para Aristóteles uno de los tres pilares de la lógica clásica es el principio de contradicción: “Una cosa no puede ser ella y su contraria a la vez y en el mismo sentido”.

Si estuviera hoy ante nosotros no afirmaría tal cosa.

“Guaidó es el presidente legítimo de Venezuela…y Guaidó es el líder de la oposición venezolana”. “Las gentes de Podemos no son de fiar, con ellos nunca dormiría tranquilo…y con Podemos formamos un Gobierno perfectamente integrado y con una sola voz”. “Nunca negociaremos con Bildu…y pactamos en Navarra con Bildu y dejamos que hagan (más bien deshagan) a su antojo”.

Hay más ejemplos, todos indicativos de un mismo perfil humano y motivados por una misma miserable causa.

¿Cómo puede un líder político que preside un gobierno estar hecho con estas trazas? ¿Qué más hace falta para que muchos dejen caer la venda y lo contemplen tal como es?

 

 

NO PODÍA ESPERAR

 

Pedro Sánchez ha nombrado Delegado del Gobierno en Murcia a José Vélez, un hombre investigado por un juzgado como acusado de prevaricación, fraude y malversación.

Un partido que tiene a gala su lucha contra la corrupción y en base a ello montó una moción censura triunfadora tendría que

ser más comedido a la hora de hacer estos nombramientos; como mínimo podía haber esperado a la sentencia. Y además, su antecesor, Francisco Jiménez, hacía un papel muy digno trabajando a pie de obra en todos los frentes de su competencia.

Lo más destacado en el currículum del nuevo delegado fue su defensa a ultranza de Sánchez en la batalla de las primarias, llegando a insultar a Javier Fernández, un gran socialista que presidía la Gestora. Eso ya mereció su ascenso a la Ejecutiva Federal y su investidura junto con Conesa como hombre fuerte del sanchismo en la región.