LA OTRA CATALUÑA

Yo me he referido algunas veces a esa mayoría sensata y silente de catalanes diciendo que estaban obligados a mostrarnos su fuerza y sus argumentos. El pasado Domingo lo han hecho de un modo contundente y catártico.

La concentración ha sido de amplio espectro: hubo gentes de derechas aplaudiendo a un comunista serio como es Francisco Frutos (¿qué pensará el traidor Garzón?) y estaban juntos los tres partidos constitucionalistas.

Si se hubieran manifestado con anterioridad, ante cada Diada y cada “festejo” nacionalista, tal vez no se habría llegado a estos límites de frenesí secesionista. Pero, en fin, nunca es tarde si la dicha es buena… y la democracia suena.

Tenemos que demostrar que somos capaces de convivir aun sintiéndonos diferentes.

El 21-D viene interesante.

 

 

TARRADELLAS

 

Asombrosa su capacidad predictiva: “Con Pujol noté que se rompía una etapa de esplendor y se iniciaba una que nos conduciría a la ruptura de la comprensión, el buen entendimiento y los acuerdos; nos sumiría en tiempos tristes y desgraciados para el país”. En ese tono sigue, pronosticando lo que hoy es una funesta realidad.

A partir de ahí Pujol y CIU empezaron a robar y chantajear, siendo consentidos por los demás. Con el tiempo y su propia decadencia fueron acentuando la deriva separatista hasta caer en manos de radicales irresponsables que ponen y quitan a su antojo.

Hoy han creado el mayor problema al que nos enfrentamos desde la Transición y habrá que ver cómo salimos de él.

Han pasado 40 años. De un  presidente honorable a uno miserable.

 

 

EN CASO DE

 

Tiene su atractivo psicológico pensar si no habría sido mejor  actuar de otro modo en determinada situación. Un ejemplo amplio sería pensar en el cambio de la forma del Estado y qué haríamos en una República que no podamos hacer ahora en una Monarquía parlamentaria.

Y más curioso resultaría saber qué piensan esos intelectuales estadistas de la CUP que viven obsesionados con la palabra “república”. Tal vez creen que una República les permitiría abolir la propiedad privada, crear una banca pública o estructurar la sociedad sin la existencia de la familia, en plan comunal.

Y estos han sido elemento clave en la génesis de la locura catalana.

Otra genialidad suya es amenazar con sacar de los traidores bancos catalanes sus grandes fortunas. Olliú y Fainé estarán temblando.

 

 

EXTREMA DERECHA

 

Avanza considerablemente en Francia, Holanda, Alemania, Austria o Dinamarca. Cada vez hay más ciudadanos europeos que apoyan a los partidos que se sitúan más allá de la derecha conservadora. Y no se debe a sus propuestas económicas, educativas o culturales. Su auténtico motor es el rechazo a inmigrantes y refugiados, al “diferente”, que, además, es pobre y altera los modos de vida tradicionales.

No desean esa pregonada Europa multicultural que, ciertamente, presenta problemas de configuración social y de equilibrio.

Urge que las demás fuerzas políticas encuentren respuestas alternativas más allá de las ingenuas e irreales fórmulas políticamente correctas.

De no ser así, en el Continente más civilizado, demócrata y respetuoso con los Derechos Humanos se puede iniciar un camino indeseable.

 

 

 

 

 

HUMILLADOS

 

Así es como dicen sentirse los secesionistas catalanes tras conocer la aplicación del artículo 155 por parte del gobierno.

Son minoría en su Comunidad, no tienen apoyos significativos en el resto de España, Europa condena sin paliativos su conducta delictiva y antidemocrática. Pero ellos se sienten humillados.

En torno a este tema se ha construido una gigantesca mentira, han tejido una urdimbre de falsedades y sentimentalismos que les impide ver la realidad. Ha habido que tolerar sus provocaciones, aguantar hasta el límite, armarse de sentencias judiciales, fraguar el apoyo de los partidos constitucionalistas y, finalmente, se ha adoptado una medida proporcionada, legal y legítima. Pero ellos se sienten humillados.

Ahora tiene que actuar esa otra Cataluña sensata y silente; habrá que activar la pedagogía dentro y fuera.

Los demás nos sentiremos satisfechos.

 

 

LUCIDEZ Y MISERIA

 

El prestigio de los premios Princesa de Asturias crece con el paso de los años. Se acierta con los premiados y con el desarrollo del acto institucional.

La edición de este año ha contado con los tres máximos cargos de la UE y ha propiciado que el Rey repita un discurso eficaz y aclaratorio al que no le sobraba nada. Un jefe de Estado defendiendo al Estado desde la Constitución y proclamando que seguiremos con Europa por el camino de la razón y la palabra (el logos clásico) sobre tres pilares: Democracia, Derechos Humanos y Estado de derecho.

Pese a todo, aparecen los furibundos críticos de siempre, una crítica acre que sólo se entiende desde el rencor y las posturas preconcebidas de gentes que tienen preparada su respuesta antes de conocer el discurso.

 

 

SOCIALIZACIÓN

 

Es el proceso por el que un individuo se va integrando en su sociedad.  Tiene tres grandes agentes: Familia, Escuela y Medios de comunicación.

La locura catalana sólo se entiende si se analiza el papel que están jugando desde hace mucho tiempo.

En la Escuela inyectan en vena a los niños el odio hacia España- el Estado opresor y ladrón- desde las guarderías.

Los Medios transmiten una realidad elaborada por ellos mismos y carente de objetividad o veracidad.

Ambos falsean la Historia descaradamente y manipulan sin pudor haciendo que todo se adecúe al servicio de su causa.

Y la Familia es el caldo de cultivo donde todo se siembra y multiplica.

También cuentan con buenos creativos publicitarios que saben vender el mensaje.

Y nosotros, aguantando.

 

 

HERENCIA Y MEDIO

 

Todo nacionalismo que se precie tiene a su cretino que pretende pontificar a modo de gran científico experto en bioantropología. A los vascos les tocó Sabino Arana (leerlo produce risa) y a los catalanes Oriol Junqueras, quien afirma: “los catalanes muestran mayor proximidad genética con franceses y suizos que con los españoles”.

Habría que ver lo que opinan franceses y suizos viendo al personaje que formula tan curiosa ley hereditaria.

El otro elemento que nos configura, junto con la genética, es el medio-ambiente y si analizamos el que envuelve a Cataluña aparecen aldeanos supremacistas, egoístas, envenenados, irresponsables, que se dicen sentimentales en pos de un sueño imposible.

Hará bien el Sr. Junqueras en callar y centrar sus esfuerzos en salir del atolladero en que nos ha metido a todos.

 

 

SOCIALDEMOCRACIA

 

Los resultados electorales de los partidos socialistas en Grecia, España, Francia y Alemania son muy decepcionantes.

Al margen de las peculiaridades de cada país, parece que es la propia socialdemocracia la que se encuentra herida de muerte o, al menos, seriamente tocada. Es como si, una vez logrado el Estado de Bienestar, le costase trabajo delimitar su espacio y fijar nuevos objetivos capaces de atraer a los ciudadanos.

La relación Estado-mercado, el tamaño de lo público y lo privado, la generación de riqueza y su adecuada distribución son temas que requieren un análisis profundo. La tibieza al tener que cumplir con la ortodoxia económica que impone la UE da alas a otras fuerzas políticas más a la izquierda y, sobre todo, abre puertas a oportunistas y demagogos.

 

 

U M E

 

Fue una gran idea destinar un sector especializado del Ejército para intervenir en todo tipo de catástrofes. Es una unidad que tiene más que demostradas su bondad y su eficacia a base de organización, disciplina y saber hacer.

Nos muestra la mejor cara de un Ejército moderno que afortunadamente no tiene que mostrarnos otras funciones que le asigna la Constitución.

Hay que sacudirse complejos y prejuicios, olvidarse de la imagen de una institución militar al servicio de una dictadura que dejó un recuerdo negativo en la mayoría de los españoles.

En un sistema democrático es conveniente tener bien estructuradas a las Fuerzas Armadas. En ocasiones excepcionales, en momentos críticos vividos en sectores estratégicos siempre es tranquilizador contar con esa posibilidad.