DAR MIEDO

 

La penúltima estupidez que nos ha regalado el presidente de la Generalitat es afirmar: “Nos tienen miedo y más les daremos”.

Ya casi nada que provenga de estos personajes nos puede extrañar pero tampoco es fácil resignarse y aceptarlos tal como se nos muestran.

Yo creo que producen muchas sensaciones que no son precisamente miedo.

Nos avergüenza que España sea el único país europeo que cuestiona su propia identidad y discute si es o no una nación. Nos produce cansancio-rozando el asco-padecerlos con su matraca inmisericorde sobre referéndum e independencia. Nos crea una fuerte expectativa por ver cómo evoluciona el tema en los tres próximos meses. Aunque el gobierno no responde a la provocación tendrá que adoptar algunas medidas contundentes si no se detienen y se limitan a convocar elecciones.

 

 

 

 

 

EN NEGATIVO

 

Un entrenador de fútbol hizo famosa la frase: “Tú, siempre negativo”. Y eso que no conocía a Pedro Sánchez.

El aclamado líder persiste en su actitud inicial de negarse a todo. No apoya el tratado de libre comercio que han suscrito los socialistas europeos; no quiere ni oír hablar de apoyar el techo de gasto y, mucho menos, de los presupuestos generales; va desmontando todo lo que hizo la comisión gestora. En fin, que lo suyo no es precisamente una oposición constructiva. Aún no conocemos propuestas o posibles pactos para hacer algo positivo.

Él no piensa en aquello que pueda beneficiar a los ciudadanos sino en lo que beneficia o perjudica sus intereses, su personalísima estrategia como secretario general tras las elecciones plebiscitarias.

 

 

GÉNEROS

 

Se consolida la expresión “violencia de género”, desgraciadamente tan familiar. Hasta hace poco se hablaba de “violencia machista” por pensar que lo de “género” sólo era aplicable a sustantivos y adjetivos. Pero no está mal usarlo porque es un concepto más extenso, se refiere a lo masculino y femenino como roles y clichés culturales.

Se impone la moda de forzar el lenguaje hasta eliminar todo rastro de desigualdad sexista y como cualquier extremismo se puede extremar, llega la consejera valenciana diciendo, entre otras patochadas, que sustituyamos “hijos” por “descendencia”.

Querer ganar la guerra al machismo latente a base de batallitas gramaticales es coger el rábano por las hojas. Una educación (¿para la Ciudadanía?) que acelere el cambio de mentalidad y una armazón legislativa contundente serán más eficaces.

 

 

 

CURIOSO C´S

 

Este partido sigue una trayectoria singular y un poco paradójica. En tres años ha perdido 143 cargos públicos por decepciones, luchas internas, deseos no satisfechos; lo propio de un partido de aluvión que se formó tras unos buenos resultados electorales.

Pero mientras se debilita la estructura se fortalece la dirección, su líder genera pocos rechazos y las encuestas reflejan unos apoyos crecientes.

Se está beneficiando del desgaste del PP por la corrupción y cabe suponer que también lo hará por el absurdo giro de este PSOE que al populismo de su secretario añade el fundamentalismo de su presidenta.

Rivera estará contento: se le “ajusta” el partido y crecen sus expectativas. Ya hay quien lo compara con Macron, el político de moda en Europa.

 

 

 

 

LA AUSENCIA

 

No invitar al rey Juan Carlos al acto conmemorativo de las primeras elecciones democráticas ha sido una estupidez, una falta de sensibilidad que ninguna razón protocolaria puede justificar. Se entiende que su hijo quiera marcar distancias para ir forjándose su propia imagen pero esta vez se ha equivocado.

Por lo demás, el rey ha hecho un discurso ajustado a la circunstancia. La prueba de que ha estado bien es que ha sentado mal a Podemos y a los independentistas. Allí estaban el tonto de la flor, el del cartel y el de la camiseta, sabedores de que los medios, con su aguda inteligencia, nos mostrarían sus monadas.

Vivimos un momento crucial y algunos podrían aprender de aquel espíritu que hizo posible la Transición y calmarse.

 

 

CONTRADICCIONES

 

Uno de los tres principios de la lógica aristotélica es el de no contradicción: “Una cosa y su contraria no pueden ser verdad a la vez y en el mismo sentido.

Sánchez dice estar con la Constitución cuyo artículo dos consagra la “indisoluble unidad de la nación española… y las nacionalidades que la integran” pero él proclama una España plurinacional y federal, aunque ambas son difícilmente compatibles.

También habló de formar una ejecutiva equilibrada, con miembros de los otros sectores y actúa como Iglesias con los errejonistas.

Querer contentar a nacionalistas (así empezó Zapatero) y a populistas no es suficiente para ampliar un espacio electoral ,incluso puede reducirlo.

Desde luego está muy lejos de ser el Macron español, un líder convincente.

 

 

VERGONZOSO

Empezaré por el final: el PSOE no merece haber caído en manos de un desaprensivo ambicioso como este. Dejó dicho el honorable Tarradellas que en política se puede hacer todo menos el ridículo.

En su alocada carrera por recuperar el 40% del voto podemita le sirve todo.

Ya debutó en 2014 rompiendo un compromiso adquirido con los socialistas europeos y ahora vuelve a hacerlo con un tratado sobre libre comercio.

Está claro que lo suyo es el “no es no”, que avanza a base de negaciones y decisiones que no provienen de órganos del partido, las impone humillando a unos parlamentarios conscientes de que quienes no sean lacayos fieles  serán laminados en las próximas listas.

Panorama triste y desconsolador.

 

 

ERA EVIDENTE

 

Podría presumir de haber escrito hace mucho tiempo sobre el comportamiento de la jueza Ayala y haber acertado. Pero no tiene mérito. Siempre me pareció que instruía lenta e intencionadamente, con un claro sesgo político y de cara a la galería. Me producía rechazo aquella esfinge de larga melena e inseparable carrito donde guardaba su tendenciosidad, sus posados aparecían a diario en los informativos.

Con la sentencia sobre el caso Mercasevilla acaba de sufrir un varapalo descomunal y ya antes le habían corregido algunas desviaciones.

Ahora sería interesante saber si dice algo; conocer la opinión de quienes la jaleaban como heroína y, sobre todo, ver cómo se puede resarcir a los damnificados por su terquedad que fueron acusados sin ningún fundamento.

 

 

 

SIN BREVAS

 

Tengo tres hermosas higueras. La más nueva es un clon de la de Miguel Hernández en su casa de Orihuela, la más vieja es la única que cumple la doble función de dar las brevas por San Juan y los higos a partir de Julio.

Así ocurría hasta ahora porque este año no tiene esas brevas gordas, dulces, riquísimas. Me asegura un vecino que el problema es general, que por esta zona no queda ni una en los árboles. Naturalmente nadie tiene una explicación razonable y sería bueno conocer las causas de este curioso fenómeno.

Al menos los olivos son más flexibles: si un año se cargan mucho, el siguiente producen poco. Pero las higueras son más drásticas: o todo o nada. Mal empieza el verano.

 

 

ORGULLO GAY

 

Siempre he dicho que cada uno debe vivir su orientación sexual libremente, sin más límites que la mayoría de edad y el acuerdo entre las partes.

Nuestra religiosa cultura machista defendía exclusivamente la heterosexualidad y condenaba todo lo demás. Ahora asistimos a una reacción pendular con la exaltación de la homosexualidad. Y vienen esos grotescos desfiles con atuendos travestidos, tangas, cuero sado-maso, poses y gestos provocadores (véase la foto de portada de La Opinión del Domingo).

Si con estas conductas pretenden mostrarnos lo mejor de sí mismos pocos amigos van a encontrar en el camino. No sé qué clase de orgullo se puede sentir por este tipo de exhibiciones, más bien creo que los homosexuales serios se sienten avergonzados y poco representados.

Más normalidad y menos circo.