CULOS DE MAL ASIENTO

 

En la monarquía británica se veía con preocupación la figura del príncipe Harry que proyectaba una imagen negativa con cabeza de chorlito y cuerpo de farra continua. Tenía que tranquilizarse y parecía haberlo logrado al casarse con una actriz norteamericana. Pero Meghan Markle es más inquieta y autónoma de lo que requería su nuevo status; pronto surgieron los choques con quienes la rodean, cuñados incluidos.

Cuando alguien no encaja en un lugar donde creía que podía asentarse lo mejor es salir de él, pero cuando ese lugar es la casa real británica las cosas se complican. En cualquier caso, es un rechazo recíproco: ni los ingleses acaban de aceptarla ni ella soporta a los ingleses.

Y es que, como dijo el torero: “lo que no puede ser, no puede ser y, además, es imposible”.

 

 

2 pensamientos en “CULOS DE MAL ASIENTO”

  1. Está bien que Dios salve a la reina.Ella podía colaborar dejando paso ya a su hijo Carlos.¡Vaya un suplicio que vive el pobre!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *