EL SUCESOR

Del inefable y rechazado Wert se llama Iñigo, es aristócrata, pulcro y relamido, católico integrista y experto europeísta.
Su primera medida como ministro de Educación ha sido quitar del despacho el retrato de Unamuno que hizo Solana. ¡Pobre D. Miguel!. En Octubre de 1936 se enfrentó a Millán Astray y estuvo a punto de perder la vida. Ahora, 79 años después, un hijo y nieto de militares africanistas golpistas manda retirar su retrato porque le incomoda su “presencia”, lo tortura su recuerdo.
¿Qué criterios utiliza Rajoy para nombrar ministros de Educación? ¿No podría limitarse a elegir personas normales?.
Es oportuno recordar a Unamuno y deciros: “Mandáis pero no convencéis”.

 

2 pensamientos en “EL SUCESOR”

  1. A este paso vamos a necesitar una Ley Orgánica de la Regulación de los Elementos Decorativos..
    Una, larga a una caja de cartón el busto del Rey, el otro, quita el retrato de Unamuno.
    Creo que cada uno en su casa puede quitar o poner lo que le venga en gana, pero no debiera estar permitido en lo espacios pagados por todos .
    No es de recibo que un Ministro de Educación prescinda de la figura de uno de los más insignes pensadores de la Historia de España. Aunque hubiese sido por una cuestión de imagen tendría que haberse estado “quietecico”
    Se puede ser Ministro de Educación , aristócrata , relamido ……. y TONTO, porque es “mester ser Tonto”…

    1. Pues sí,hay que ser tonto.Pero un tonto al frente del Ministerio de Educación no deja de tener su gracia.La verdad es que se debería regular de una vez por todas el uso de símbolos de todo tipo ,impedir que se instrumentalice la historia al gusto de cada cual.Este sería otro de los temas que requieren amplios acuerdos `para nacer con legitimidad y fuerza,de tal manera que se puedaimpedir a cualquier tonto o payaso un uso torticero.
      Gracias por el comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *