LA CRUZ

Una imagen tan sencilla que está presente en numerosas culturas desde hace mucho tiempo. A nosotros nos llega a través del Cristianismo donde aparece como instrumento de tortura y muerte. Pronto se convierte en un potentísimo símbolo, uno de los tres que más enfrentamiento y dolor han causado a lo largo de la Historia.
También genera un amplio campo semántico, palabras y frases que aluden a problemas y dificultades.
Sería curioso conocer el significado de la palabra en idiomas ajenos a la tradición judeo-cristiana, saber si indica algo más que una figura geométrica. ¿Alguna cultura habría mitificado objetos como una horca o una guillotina?

2 pensamientos en “LA CRUZ”

  1. Querida Tana:Claro que recuerdo esos conceptos de esa etapa hermosísima de la vida que es la infancia.Yo creo que ya en las Mercedarias empecé a aprender a respetar a quien piensa de un modo diferente,eso se ha consolidado con el tiempo y ha aumentado cuando estoy ante personas que saben argumentar en favor de sus ideas o creencias.
    Comentarios como los tuyos justifican un blog.
    Un abrazo y feliz verano.

  2. A tu pregunta final respondería que quizás esa mitificación se haya
    producido porque la CRUZ, va más allá de ser un potentísimo símbolo y
    se convierte en una alegoría, como bien sabes un conjunto encadenado
    de símbolos.
    A partir de ahí, a algunos, nos comporta ideales de Generosidad, Amor
    al Prójimo, Intentos de mejorar, un sin fin de de conceptos y
    preceptos ,que tú, niño de las Mercedarias, recordarás de los Diez
    Mandamientos.
    Casi todo ello estaba ya en el Humanismo Clásico,cierto. La
    utilización errónea del símbolo ha accareado desastres humanitarios
    históricos, también cierto
    El tema es que a una montón de occidentales nos han llegado esos
    Conceptos por medio del Cristianismo y nos hemos acostumbrado a que
    la CRUZ nos suscite sentimientos positivos, muy lejanos a las
    connotaciones de odio que provocan la guillotina o la horca
    ¡Qué le vamos a hacer si somos así de lerdos!. Y por supuesto, la CRUZ
    también nos enseña, a quienes pretendemos interpretarla bien, el
    respeto más absoluto por quienes la denostan o la analizan de otra
    manera…..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *