NO TENGO PRECIO

Chilló Carmona a quienes intentaban “suavizar” su destitución como portavoz socialista del Ayuntamiento de Madrid.
Ni tiene abuela porque estamos ante otro caso de ego hipertrofiado como pudo verse en su campaña electoral y en sus agresivas reacciones disparando contra la cúpula del PSOE.
Tampoco tiene satisfechos su afán de protagonismo y su cuota de vanidad; ahí sigue, loco por las “cámaras” y sin retirarse tranquilamente a sus clases del C.E.U.
Pierde estrepitosamente unas elecciones y se alinea con el bando perdedor dentro de su propio partido. ¿Qué esperaba? Los electores primero y sus compañeros después ya se han pronunciado sobre él pero es mal perdedor y sigue amenazando.

 

2 pensamientos en “NO TENGO PRECIO”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *