NINIS POLÍTICOS

Teniendo 85 años sostenía Norberto Bobbio que sigue siendo necesario diferenciar entre izquierda y derecha, que depende de cómo se entienda y se combine la relación entre libertad e igualdad.
Los líderes de los partidos emergentes en España parecen no estar de acuerdo. Albert Rivera dice que en Ciudadanos no son de izquierdas ni de derechas y Pablo Turrión afirma que en Podemos han superado el viejo esquema y sólo existen “los de arriba” y “los de abajo”, siendo tan cínicos que dicen estar con estos últimos.
Todos hablan de centralidad. Pero si existe el centro algo habrá a ambos lados de él.
Si al menos nos contaran sus programas nosotros pondríamos la etiqueta.

Un pensamiento en “NINIS POLÍTICOS”

  1. Sobre el artículo: NINIS POLÍTICOS
    No me parece que lo relevante hoy en día sea definirse de izquierdas o de derechas, lo importante está, en mi opinión, en el grado de representatividad de la ciudadanía, es decir, en que los representantes de la nación actúen como se espera de ellos, enfocados a los intereses de la sociedad, a nuestro bienestar y no a dedicarse a sus intereses, a tapar sus escándalos, a mentir y a manipular. Creo que siempre que no se trate de partidos de ultra izquierda o ultra derecha (cuyos peligros ya conocemos sobradamente) lo importante es que sus políticas persigan el interés de la sociedad y sus líderes sean rectos y eficientes y se aseguren de elegir colaboradores igualmente rectos y eficientes. A mí qué más me da que el PP sea de derechas si luego se dedica a financiarse ilegalmente y a reformar su sede con dinero negro, a generar redes corruptas como la Gurtel y a cerrarse luego en banda ante las acusaciones de la forma más cínica. Qué más me da que el PSOE sea de izquierdas si luego se dedica a desviar fondos para cursos de formación o para empresas con EREs, ¿es eso ser de izquierdas o es sencillamente robar?
    No me parece justo comparar la formación seria y de trayectoria lenta pero segura de Albert Rivera, con el fenómeno burbuja pasajera y pinchable en cualquier momento de Pablo Turrión ( es verdad que da reparo ponerle el primer apellido, es como un sacrilegio).
    En definitiva considero que la dicotomía izquierda-derecha ya está superada al igual que la de monarquía-república, si en el segundo caso lo importante era la democracia, en el primero lo que nos debe importar es el buen gobierno, la correcta administración del dinero público y la decencia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *