LAS GOLONDRINAS

Después de las abejas les toca el turno a ellas. La Sociedad Española de Ornitología (SEO) estima que van desapareciendo al ritmo de un millón por año, un 30% en la última década.
Lo tienen todo en contra: menos insectos, empleo de productos químicos, escasez de material y lugares para nidificar….
¡Pobres golondrinas! Magnífico insecticida natural, inmortalizadas por Becquer. Quienes en la infancia cazábamos pájaros las respetábamos y ellas correspondían dejando que nos acercásemos hasta los cables, donde seguían alineadas, inmutables.
Estamos ante otro indicador de nuestra infinita torpeza medioambiental. Nada nos hace reaccionar, parece que siguiéramos un camino predeterminado hacia la destrucción.

3 pensamientos en “LAS GOLONDRINAS”

  1. Mi santa madre, de más de 80 años, que vive en el campo desde siempre, completamente rodeada de naturaleza, me dijo el sábado: “Ya no quedan pájaros que vengan a comerse la fruta de los árboles”.
    Inquietante.
    Y atinado tu chispazo medioambiental.

  2. Claro que somos el cáncer de la Tierra.El problema es que no parece que lo percibamos del modo adecuado y cuando lo nhagamos tal vez sea tarde.Esa interdependencia que se da entre todo lo existente es una idea presente en las filosofías orientales(“Todo está en todo”).Yo escribí uno de estos microartículos refiriéndome a ella.
    Gracias por comentar.

  3. Todo ser vivo es delicado. Y nuestro planeta lo es aún más. Todos los que estamos aquí (insectos, animales, árboles, etc…) estamos totalmente relacionados y si esa relación se rompe, ya sea porque desaparezca un eslabón o se interrumpa la función de uno, estamos condenados a la extinción. Vi una viñeta hace unos años que expresaba cual es el problema: http://37.media.tumblr.com/tumblr_kysautUBwY1qa6av8o1_500.jpg

    Podríamos decir que “Somos el cáncer de la tierra”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *